¿Qué es la discriminación?


La discriminación es una actitud con la que se trata de forma diferente a las personas como consecuencia de características reales o atribuidas, aunque no exista ningún motivo justificado para este comportamiento. La Ley general alemana de igualdad de trato (AGG, por sus siglas en alemán) designa como características para la discriminación el origen étnico, el género, la religión o ideología, una discapacidad, la edad o la identidad sexual.


La discriminación puede aparecer en diversos ámbitos del día a día. En la vida social se manifiesta, por ejemplo, mediante restricciones de participación en actos públicos, en la formación, en el ejercicio profesional o en la remuneración. En estos casos, los actos de una organización, por ejemplo, en un puesto de trabajo, son responsables de los casos de discriminación que se produzcan. En el ámbito privado, la discriminación se manifiesta cuando una persona no le presta atención a otra debido a una o varias características, la excluye del grupo o la trata con desprecio.


También existe discriminación, por ejemplo, cuando una mujer recibe un sueldo inferior en una empresa por desempeñar el mismo trabajo que un hombre. Para ello no existe ninguna justificación y este caso se clasifica como discriminación de género.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo